Call for papers (Versión anterior de la convocatoria de ponencias)

IMPORTANTE:
ESTA VERSIÓN DE LA CONVOCATORIA DE PAPELES ES HOY OBSOLETA.
CONSULTE LA VERSIÓN ACTUAL DE LA CONVOCATORIA DE PAPELES, DISPONIBLE EN EL SIGUIENTE ENLACE:
https://mental-health-on-campuses.org/es/call-for-papers-es-actualizada/

Recordatorio de fechas clave para la presentación de comunicaciones.

  • Apertura del sitio para la presentación de propuestas de comunicación: 21 de enero de 2020.
  • Apertura de inscripciones: 21 de enero de 2020.
  • Fecha límite para la presentación de propuestas de comunicaciones (resumen): 15 de junio de 2020.
  • Notificación de aceptación de propuestas de comunicaciones (resumen): 13 de julio de 2020.
  • Fecha límite para la entrega de textos completos de comunicaciones: 1 de octubre de 2020.
  • Notificación de aceptación de textos completos de comunicaciones: 15 de octubre de 2020.
  • Fecha de finalización del registro: 15 de octubre de 2020.

Conditiones de envío de comunicaciones

Para este coloquio, se autorizan las comunicaciones en francés, español o inglés.

(Nota: no se planifica traducción simultánea durante la conferencia).

Las propuestas de comunicación deben tener entre 2.500 y 4.000 caracteres (espacios no incluidos, índice y bibliografía no incluidos).

Las propuestas de comunicación también deben incluir los nombres y las direcciones de correo electrónico y postal de sus autores.

Los textos completos para publicación deben tener una extensión máxima de 30.000 caracteres (notas y espacios incluidos).

Los textos completos también se enviarán para su evaluación.

Todas las comunicaciones aceptadas por el comité científico se publicarán en las actas de la conferencia, si es aprobado el texto final.

Actualidad de la temática

Hablar sobre salud mental no es fácil. Sin embargo, debería ser simplemente un problema de salud como cualquier otro.

De hecho, la salud mental afecta diferentes esferas : por ejemplo, la individual, la familiar, la social, la física, la económica, la emocional, la psíquica. Sin embargo, la realidad es bastante diferente y se caracteriza por el tabú, el sufrimiento, la desinformación, el estigma, la discriminación, el miedo, la marginación y el aislamiento.

Hoy en día, las personas sufrientes (verdadera «discapacidad invisible») tienen que enfrentar un «estigma social» (fuente de sufrimiento externo y artificial) generado en particular por el aspecto negativo del diagnóstico (que acompaña y etiqueta al individuo a lo largo de su vida), por el sufrimiento psicológico y también por las representaciones sociales estigmatizantes y discriminadoras del sufrimiento mental y de la persona en cuestión. Este sufrimiento externo se agrega al producido por los problemas específicos de salud mental (desmembramiento interno del sujeto) y las variables socioculturales y las condiciones de acceso a los servicios de atención institucional pueden agravar aún más sufrimiento psíquico del sujeto (aspecto ambiental).

A esta situación general, podemos agregar una en particular : la de las personas con Trastornos del espectro autista (TEA). Esta situación nos invita a cuestionar las mismas preocupaciones en términos de éxito académico, de trabajo y de inclusión de estas personas con necesidades educativas especiales (usuarios de servicios públicos de educación y de salud).

Una cosa es cierta : la situación actual refleja la existencia de problemas individuales, familiares y comunitarios de exclusión y de aislamiento (simbólico, imaginario y real), de auto-estigma, de segregación social y de respeto de los derechos de los ciudadanos, creadores de desigualdades, impactando sobre el acceso a los servicios de salud y generando consecuencias socio-económicas y socio-sanitarias negativas.

Este tema refleja una serie de preocupaciones contemporáneas y se encuentra en las diversas agendas políticas de las sociedades modernas relacionadas con los riesgos psicosociales. Estos últimos, definidos como riesgos para la salud mental, física y social, están relacionados por las condiciones de empleo, de trabajo, por los factores organizacionales y relacionales los cuales impactan el funcionamiento psíquico del sujeto.

Importancia del tema

En la universidad, tener una buena salud mental es un recurso para realizar estudios exitosos, trabajar en buenas condiciones y proteger la percepción de bienestar. La mala salud mental influye directamente en la vida cotidiana de los estudiantes y del personal universitario (docente y administrativo), lo que afecta la capacidad para estudiar, para trabajar y para tener una vida social satisfactoria.

Hoy en día, el número de estudiantes y de personal universitario con necesidades y problemas de salud mental aumenta constantemente. Lo que está en juego es acorde con el sufrimiento existente y con los problemas presentes en la población universitaria. De hecho, las universidades enfrentan desafíos significativos para comprender estos problemas y poder proponer una respuesta sus campus.

La preocupación principal es que, sin una respuesta institucional adaptada, estas situaciones pueden crear fracaso académico, permitir la aparición de patologías mentales graves (depresión, ansiedad, trastornos de déficit de atención, agotamiento, intentos de suicidio, etc.) y ser la fuente de conductas de riesgo (consumo de alcohol, drogas, medicamentos, etc.). Con respecto al personal universitario, la importancia de tener en cuenta los riesgos psicosociales es una preocupación cada vez mayor para las políticas públicas.

A pesar de esta observación, identificamos ausencias y/o dificultades significativas relacionadas a la implementación de políticas y estrategias de información sobre el tema, acciones de comunicación, prevención, capacitación, promoción de la salud e inclusión social.

Enfoque pluridisciplinario

Según el Informe del Consejo de Análisis Estratégico sobre Salud Mental, pero también según el Plan de Acción Mundial de la Salud Mental 2013-2020 de la OMS, esta temática requiere, por su génesis multifactorial, multidimensional y multisectorial, un enfoque pluridisciplinario.

Esta temática tiene por objetivo establecer una reflexión sobre las estrategias de salud mental que pueden ser útiles para crear conciencia, comprender y avanzar en políticas y en acciones dirigidas a la prevención, comunicación, promoción, información y la lucha contra la discriminación y estigma. En este contexto, esta realidad compleja merece una reflexión en varios niveles organizacionales.

La relación triangular entre las Ciencias de la comunicación, la Psicología y el Derecho permitirá comprender los problemas complejos relacionados con : la prevención-promoción de la salud mental, la lucha contra el aislamiento, las políticas públicas para reducir la discriminación-estigmatización (del sufrimiento psíquico y de la persona que lo padece), la inclusión social, el respeto de los derechos y libertades, la prevención de riesgos psicosociales en el servicio público universitario, el acceso a la educación superior y la finalización exitosa de los estudios.

Bajo este enfoque, las Ciencias de la comunicación justifica su lugar a través de : la comunicación para la salud, la comunicación de organizaciones, la comunicación de compromiso, la información de salud, la comunicación para el cambio en las organizaciones, el uso de nuevas estrategias comunicativas, la comunicación para el cambio social y el estudio de las representaciones y las percepciones.

Además del respeto de los derechos fundamentales y el acceso a la atención médica, el lugar del Derecho se explica por el hecho de que las dificultades encontradas para ejercer estos derechos impactan la salud mental del sujeto. Por un lado, el sufrimiento mental tiene un impacto en los derechos de los estudiantes universitarios y del personal administrativo y docente de la universidad, y por otro lado, las violaciones y no respeto de sus derechos también amenazan su salud.

De hecho, no poder ejercer un cierto número de derechos (estudiar, trabajar, tener un alojamiento, un permiso de residencia, comer…) inevitablemente tiene repercusiones en la salud mental de las personas.

La Psicología permitirá comprender los procesos vinculados con la aparición, la permanencia y la recurrencia de las formas clásicas y contemporáneas de expresión del sufrimiento mental dentro de la universidad. La Psicología facilitará la comprensión de los procesos y factores psicológicos en juego cuando el estudiante o el personal universitario (administrativo o docente) se enfrenta a una evolución de su salud psíquica lo que repercute en la adaptación de las acciones de los programas de inclusión y prevención y promoción de la salud.

Este enfoque pluridisciplinario centrado en las ciencias humanas y sociales alentará una exploración académica sin precedentes y un desarrollo de programas y de campañas (dirigidos a estudiantes y al personal universitario) de capacitación, de intervención, de prevención, de promoción y, a veces, de comunicación individual o colectiva, intersectorial o no, con el fin de mantener, restaurar o reforzar la percepción de la calidad de vida de los estudiantes y del personal universitario, teniendo en cuenta específicamente el vector cultural e intercultural.

Áreas elegidas para las propuestas de comunicación:

Se han identificado tres áreas principales de trabajo, áreas que constituirán los hilos principales de los dos días de trabajo del congreso :

– 1er eje : Ciencias de la comunicación y salud mental

– 2do eje : Derecho y salud mental

– 3er eje : Psicología y salud mental

Este triple enfoque mejorará la pluridisciplinariedad en las ciencias humanas y sociales en torno a un tema común y pondrá el sufrimiento de la población universitaria (estudiantes y personal administrativo y docente) en el centro de las preguntas y permitirá por ejemplo :

– Identificar las situaciones y acciones que producen discriminación y estigma y estudiar cómo impactan en el acceso a la atención,

– Comprender cómo las representaciones y percepciones impactan en el fenómeno de la discriminación y la estigmatización,

– Evaluar las consecuencias personales, sociales, institucionales y económicas de este sufrimiento sobre el éxito universitario, las condiciones laborales, la salud y el bienestar de los estudiantes y del personal universitario.

– Analizar los problemas relacionados con el respeto de la igualdad y la inclusión en la universidad de personas con necesidades educativas especiales.

– Presentar las iniciativas existentes en la lucha contra la discriminación y la estigmatización, pero también aquellas a favor de la inclusión de personas con necesidades educativas especiales.

– Proponer alternativas para reducir la discriminación y el estigma y promover la inclusión de personas con necesidades educativas especiales.

– Identificar situaciones y acciones que producen discriminación y estigmatización,

– Comprender cómo las representaciones y percepciones influyen en el fenómeno de la discriminación y la estigmatización,

– Evaluar las consecuencias personales, sociales, institucionales y económicas de este sufrimiento en el éxito académico, la salud y el bienestar de los estudiantes, el personal administrativo y los docentes.

– Considerar alternativas en términos de reducción de la discriminación y el estigma, y

– Ofrecer una reflexión operativa sobre el respeto por la igualdad y la inclusión de personas con necesidades educativas especiales.

[1] Romeo, R., McCrone, P., & Thornicroft, G. (2017). The Economic Impact of Mental Health Stigma. In Mental Health Economics (pp. 401-414) ; et Springer, Cham ; Clement, S., Schauman, O., Graham, T., Maggioni, F., Evans-Lacko, S., Bezborodovs, N., … & Thornicroft, G. (2015). What is the impact of mental health-related stigma on help-seeking? A systematic review of quantitative and qualitative studies. Psychological medicine, 45(1), 11-27.

[1] Michaels, P. J. & Corrigan, P. W. & Kanodia, N. & Buchholz, B. & Abelson, S. (2015). Mental Health Priorities: Stigma Elimination and Community Advocacy in College Settings. Journal of College Student Development 56(8), 872-875 et Corrigan, P. W., Kosyluk, K. A., Markowitz, F., Brown, R. L., Conlon, B., Rees, J., … & Al-Khouja, M. (2016). Mental illness stigma and disclosure in college students. Journal of Mental Health, 25(3), 224-230.

Formulario para enviar comunicaciones


Las propuestas de comunicación y los textos completos para publicación deben enviarse utilizando el siguiente formulario:

A propósito de usted
Su dirección

Tu contribución

(Lee la política de privacidad)