Instituto de Comunicación y Cultura Contemporánea

FWB. Fundación Walter Benjamin

Fundación Walter Benjamin. Instituto de Comunicación y Cultura Contemporánea

La Fundación Walter Benjamin, fue creada en la década del 90 como Centro de Investigación en Comunicación. Desde su nacimiento el 18 de julio de 1998, se propuso la valoración hacia la figura y legado de la obra de Walter Benjamin, la preocupación por los valores de justicia social y democracia, y, en el horizonte educativo, las conjunciones teoría-práctica; pensar-hacer; profesión-crítica; investigación-acción. Todo un desafío acorde con la motivación inicial de «Promover la creatividad en las Comunicaciones Sociales, tanto en la investigación, como en la producción, la docencia y las acciones con la comunidad».

Misiones

La Fundación Walter Benjamin comenzó a funcionar el 15 de septiembre de 1997. Según su Estatuto, los objetivos, misiones y funciones son:

Objetivos:

La idea central que animó a constituir una Institución de esta naturaleza fue la de estimular estudios, investigaciones y vinculación con la comunidad que alentaran la calidad y creatividad en materia de Comunicaciones Sociales. Al emplear este concepto nos referimos tanto a los llamados Medios de Comunicación como a todo el tejido de mediaciones existentes en las prácticas sociales, el horizonte de lo simbólico, la construcción de identidades, los intercambios entre diferentes grupos humanos, las historias, políticas y tradiciones que contribuyeron a legitimar solidaridades y cuestionar individualismos y totalitarismos.

Entre los objetivos de la Fundación figuran:

  • Promover la investigación creativa en las llamadas ciencias humanas, y, en especial, en Comunicación.
    Estimular los valores de la vida y organizaciones democráticas.
  • Contribuir a extender y profundizar la investigación en ciencias humanas desde perspectivas transdisciplinarias.
  • Colaborar para la realización de estudios en ciencias humanas que tematicen y cuestionen un eje básico de las sociedades contemporáneas : la dupla inclusión/exclusión, que se concreta en formas de segregación, segmentación, cuando no en estímulo de guerras entre pares, diferentes formas de fundamentalismos, etc.
  • Poner de relieve, en el ejercicio de la docencia, la producción, la investigación, que debería ser prioritaria la idea de que la destrucción injusta de uno es vivenciada y rechazada por el conjunto, precisamente como una amenaza a la especie.
  • Contribuir, en especial, al mejoramiento de la enseñanza e investigación en las diferentes áreas de la Comunicación Social, las Artes, la Ciencia Política, la Antropología.
  • Apoyar proyectos de extensión de actividades comunicacionales, culturales, artísticas en interacción con la comunidad.
  • Apoyar proyectos culturales de rescate de la memoria colectiva.
  • Repudiar explícitamente toda forma de segregación.

Con estas preocupaciones como centro creímos que las ciencias humanas podrían hacerse replanteos tales como : qué significa hoy hablar de sociedad, qué quieren decir individuo y libertad, cómo estudiar la producción simbólica de vastos conglomerados humanos, cuál es el lugar de las tecnologías, qué significa política, cuál es el lugar del derecho, cómo repensar al otro cultural en sociedades complejas, qué valor asume hoy la crítica intelectual y con qué propuestas.